Cami 140 s/n (Junto al Polígono Son Castelló)
07009 - Palma de Mallorca
Tel: 971 90 90 52 / 670 51 74 96
Fax: 971 90 90 54
tortella@tortellafachadas.comEsta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.  restauración y reformas fachadas palma de mallorca

Obras, Reformas, Fachadas e Impermeabilizaciones para comunidades de
propietarios y particulares en Mallorca.

Llama ahora y pide un presupuesto : 971 90 90 52 / 670 51 74 96

Materiales para la reparación de fachadas

Hoy queremos hablarles de los materiales necesarios para la reparación o rehabilitación de fachadas.

Como saben el mantenimiento y rehabilitación de fachadas es una necesidad periódica en la totalidad de los edificios, al estar permanentemente expuestas a la intemperie.

La frecuencia de este mantenimiento dependerá fundamentalmente de los materiales que la compongan y de su ubicación.

Las reparaciones se deben realizar en función de la naturaleza del desperfecto o patología, a continuación detallamos los más comunes.

 

Microfisuras:

Se trata de pequeñas fisuras de entre uno y tres milímetros de profundidad, cuya reparación pasa por abrirlas ligeramente, cepillar para eliminar partículas sueltas y sellar mediante masillas de naturaleza pétrea o elástica.
Grietas:
Se deben repicar eliminando de nuevo todo el material suelto, cepillar para eliminar las partículas sueltas y rellenar mediante mortero sin retracción. En ocasiones se aplica un puente de unión o incluso un consolidante de soporte en función de la superficie obtenida después de haber realizado el repicado.
materiales para la reparacion de fachadas Puntos singulares:
Se conoce como tales aquellos agrietamientos que coinciden con la unión de dos materiales distintos, por ejemplo, el hormigón de la estructura con los muros de cierre y muy habitualmente el último forjado superior con el murete pretil del terrado. Para solventar esta reparación se añade a la reparación descrita para las grietas, refuerzos del tipo Mallatex, en ocasiones grapas de acero inoxidable, pudiéndose realizar alguna junta de dilatación para suplementar las existentes y evitar que las dilataciones por cambio de temperatura puedan reproducir dicha patología.
Fisuras estructurales:
Las fisuras en pilares y viguetas suelen tener su origen en el aumento de volumen por oxidación de la armadura metálica, lo cual debido a insuficiente espesor de hormigón, resulta en la agrietamiento del mismo. El tratamiento cosiste en el repicado del hormigón saltadizo, el cepillado mecánico de la armadura, el pasivado de la misma mediante la aplicación de resina epoxi, a la cual se le añade arena de sílice para lograr una superficie rugosa y a la reconstrucción del volumen perdido mediante mortero sin retracción especifico.
Desconchados por capilaridad:
En ocasiones aparecen desconchados en los bajos de las fincas, cuando la cimentación de estas es antigua o se encuentran en las proximidades del mar y es debido a que la humedad asciende por capilaridad y causa el desprendimiento del recubrimiento de la fachada. Esta patología es difícil de erradicar aunque los casos se deben estudiar individualmente y en ocasiones se consigue solventar. Si ello no es posible debemos aplicar materiales con un alto grado de transpirabilidad, tales como mortero a la cal o forros de piedra, los cuales permiten que gran parte de la humedad pueda evacuar sin causar desperfecto.
Hemos descrito los desperfectos más comunes que aparecen en nuestras fachadas y la conclusión a la que podemos llegar, es que para repararlos no basta con taparlos, sino que debemos ver la causa y dar una solución acorde con su origen.

 

Si desea obtener más información sobre nuestro servicio de reparación y rehabilitación de fachadas no dude en contactarnos en el 971 90 90 52.

 

Reciba un cordial saludo de

Pablo Tortella Martínez