Reparación de Fachadas en Palma de Mallorca – Materiales para Reformas fachadas Mallorca

Cami 140 s/n (Junto al Polígono Son Castelló)
07009 - Palma de Mallorca
Tel: 971 90 90 52 / 670 51 74 96
Fax: 971 90 90 54
tortella@tortellafachadas.comEsta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.  restauración y reformas fachadas palma de mallorca

Obras, Reformas, Fachadas e Impermeabilizaciones para comunidades de
propietarios y particulares en Mallorca.

Llama ahora y pide un presupuesto : 971 90 90 52 / 670 51 74 96

¿Qué es la I.T.E.?

La I.T.E. o Inspección Técnica de Edificaciones, es una normativa de reciente creación que responde a la necesidad de controlar el correcto estado de las edificios, fundamentalmente para garantizar la seguridad de los usuarios, así como de las personas y vehículos que transitan su perímetro.

Se trata de una inspección inicial a realizar en plazo determinado por la fecha de construcción registrada y posteriores inspecciones periódicas.

Un símil ilustrativo sería la I.T.V. o Inspección Técnica de Vehículos.

Actualmente las ITE están reguladas según el Real Decreto-ley 8/2011 de 1 de julio y por las distintas Ordenanzas Municipales, que determinan las condiciones para las inspecciones.

 

¿Cuales son los plazos de la I.T.E.?

En principio la norma estatal establece la obligatoriedad para edificaciones con antigüedad superior a 50 años, con periodicidad de inspección de 10 años salvo que las ciudades tengan ordenanza específica.

En el caso de Palma de Mallorca la ordenanza específica que la obligatoriedad es para edificios más de 25 años de antigüedad con una periodicidad de inspección de 10 años, siendo la inspección inicial obligatoria según la siguiente tabla.

  • Edificios anteriores a 1900 hasta el 31/12/2009

  • Edificios entre 1900 y 1910, hasta el 31/12/2010

  • Edificios entre 1911 y 1930, hasta el 31/12/2011

  • Edificios entre 1931 y 1940, hasta el 31/12/2012

  • Edificios entre 1941 y 1950, hasta el 31/12/2013

  • Edificios entre 1951 y 1960, hasta el 31/12/2014

  • Edificios entre 1961 y 1965, hasta el 31/12/2015

  • Edificios entre 1966 y 1970, hasta el 31/12/2016

  • Edificios entre 1971 y 1980, hasta el 31/12/2017

  • Edificios entre 1981 y 1993, hasta el 31/12/2018

Se deben cumplir los plazos establecidos ya que en caso contrario hay previstas sanciones económicas, además de la realización subsidiaria de la inspección y las reparaciones.

 
inspecion tecnica
 

 

¿Quien realiza la I.T.E.?

La I.T.E. debe ser realizada por técnico competente, habitualmente arquitecto o arquitecto técnico, contratado por la propiedad del edificio.

 

¿Como se realiza la I.T.E.?

La inspección del edificio debe ser completa, comprendiendo el interior de las viviendas, locales y aparcamientos y de las fachadas y cubiertas del mismo. El técnico al cargo de la inspección valorará los defectos que observe en una escala del 1 al 5, en función de su importancia, siendo la subsanación de los de grado 1, 2 y 3 recomendada y la de los de grado 4 y 5 urgente obligatoria,

 

¿Como proceder con la I.T.E.?

Una vez realizada la inspección y recibido el informe correspondiente del técnico este se debe entrar en el Registro del Ayuntamiento dentro del plazo establecido. En caso de resultado desfavorable el Ayuntamiento emitirá orden de ejecución otorgando un plazo breve en el cual se deberán subsanar los desperfectos de importancia, aquellos de grado 4 y 5.

Si el plazo previsto para la ITE de nuestro edificio nos lo permite, tendremos la oportunidad de subsanar dichos defectos antes de entregar el informe en el Ayuntamiento.

Una vez realizadas las reparaciones, el técnico redactor, previa comprobación, emitirá el informe con resultado favorable.

En cualquier caso, la normativa exige que se entregue póliza de responsabilidad civil a terceros y recibo en vigor.

 

¿Cuáles son los beneficios de la I.T.E.?

Las inspecciones técnicas de edificios nos aportan seguridad física a todos los ciudadanos y conocimiento cualificado del estado de los edificios a sus propietarios, pudiendo subsanar los desperfectos que surjan en su inicio, con el consiguiente ahorro económico.